¿Se han forjado nuevos mitos sobre el esquema jubilatorio desde la asunción de Mauricio Macri como presidente de los argentinos? ¿Logró el oficialismo su propósito de instalar como verosímil el supuesto éxito de la reparación histórica? ¿La sociedad ya incorporó como nuevo sentido común la falacia de que la culpa del déficit fiscal es responsabilidad del sistema de seguridad social? Estas preguntas nos parecen pertinentes, a propósito de los contenidos que desde esta plataforma ofreceremos a nuestros lectores. Aportes para un debate que se encuentra en pleno desarrollo.

En nuestro libro “Sistema Previsional Argentino. Mitos y Verdades” –que ha cumplido ya dos años de su primera edición- intentamos desmitificar algunos supuestos que durante mucho tiempo intoxicaron el debate sobre el sistema jubilatorio.  Desde entonces, un enorme aparato de propaganda mediática viene dando cobertura al propósito oficial de desvirtuar hechos y aconteceres de la realidad previsional de nuestro país. Relatos que, si no se revisan críticamente, se tornan mitos, como lo fue en su momento aquello del “82 %” o “la plata de los jubilados”.

No creemos, obviamente, en la neutralidad o inocencia de los sofismas que se echan a rodar. Han tenido (y tienen) un propósito: la creación de climas y condiciones para una contra-reforma integral del sistema de seguridad social que funcionó en el país desde su estatización, en 2008, hasta diciembre de 2015.  Una reforma con tres objetivos precisos en plena marcha: bajar las prestaciones jubilatorias, apoderarse de parte de los riquísimos activos de los trabajadores acumulados en la ANSES, produciendo su vaciamiento virtual, y avanzar, desde una crisis auto-infligida, a formas encubiertas de privatización del sistema público de reparto.

Desde estas motivaciones aspiramos a llegar a entidades intermedias, políticos, periodistas y público en general, con nuestros análisis y una actualización informativa online  de los hechos que vienen sucediendo en el último tiempo. También, asentar algunos principios doctrinarios que guían el accionar de lo modernos sistemas de seguridad social en el mundo. Somos conscientes de la dificultad de transmitir datos en materia tan compleja y no caer en una caótica enunciación de los mismos, por lo que trataremos de sistematizar cada tema con la mayor claridad.

Por S.L.